El mapa de las decisiones judiciales de inmigración.

¿Qué pasa primero?

La primera audiencia en los procedimientos de deportación se denomina "audiencia del calendario maestro" o "MCH". El MCH suele ser breve y dura aproximadamente 15 minutos. Los temas revisados, sin embargo, son increíblemente importantes.

Durante la audiencia inicial, usted (y el abogado de ICE) pueden resolver cualquier problema en su caso. Por ejemplo, podría estar buscando una solicitud relativamente menor para cambiar de sede a otra ubicación de la corte si reside en algún lugar lejos de la corte. También puede hacer un serio desafío contra las acusaciones iniciales para tratar de detener los procedimientos por completo.

immigration_court-.jpeg

Los jueces de inmigración tienen la autoridad de posponer los procedimientos, o reprogramar el MCH para una fecha posterior, si los problemas necesitan tiempo para resolverse. Por ejemplo, los jueces de inmigración generalmente están dispuestos a dar más tiempo para buscar asesoría legal. En algunos casos, el demandado podría tener una petición de inmigración pendiente, y esto podría permitir el alivio de los procedimientos de deportación; los jueces de inmigración a veces están dispuestos a dar tiempo para que se complete el proceso de dichas peticiones. Su caso podría continuar por un tiempo corto o muy largo, incluso años.

Si su caso no contiene ningun problema inicial que deba ser revisado, y si usted, el abogado de ICE y el tribunal consideran que su caso está listo para proceder, el tribunal programará su audiencia individual. Al final de su audiencia del calendario principal, el secretario de la corte le entregara un aviso por escrito de la fecha, hora y lugar de su audiencia individual. Usted puede estar esperando meses o incluso años para su audiencia individual, dependiendo de cuán ocupado esté el tribunal.

 

¿Que sigue? Audiencias individuales

Las audiencias individuales son lo que parecen: la corte se enfoca en usted, su caso individual,para determinar si es elegible para cualquier forma de alivio de remoción y, en última instancia, si se le permitirá permanecer en los EE.UU. o no.

Debido a que las audiencias individuales prestan total atención a un caso específico, por lo general toman mucho más tiempo que el MCH de 15 minutos. El tribunal de inmigración programará la audiencia individual para un bloque de cuatro horas, ya sea en la sesión matutina o vespertina del tribunal. Durante la audiencia, el tribunal escuchará el testimonio y revisará la evidencia presentada por el demandado y por el abogado del gobierno. Cada una de las partes tiene la oportunidad de presentar argumentos legales definitivos sobre por qué el demandado debe o no ser expulsado de los Estados Unidos.

En algunos casos, el testimonio y la evidencia pueden demorar más de cuatro horas, y tambien pueden surgir otras situaciones relacionadas que demorarian el proceso. En tales casos, se requiere que el tribunal continúe la audiencia individual en una fecha posterior. Por supuesto, dicha reprogramación está sujeta al calendario de la corte y a la disponibilidad de los participantes. Si su caso requiere una gran cantidad de evidencia y testimonio, su audiencia individual puede tardar años en resolverse.

Después de que se haya presentado la evidencia, los testigos hayan testificado y se hayan presentado los argumentos legales, el juez de inmigración decidirá si  usted debe retirarse de los Estados Unidos o no. En la mayoría de los casos, el juez anunciará la decisión inmediatamente en audiencia pública. En casos excepcionales, el juez decidirá continuar los procedimientos para elaborar una decisión por escrito. En cualquier caso, sus audiencias habrán llegado a su fin. Sin embargo, esto no es necesariamente el fin.

 

¿Cómo cuestiono la decisión de un tribunal?

Usted o el gobierno pueden desafiar la decisión de un juez de inmigración. Esto se puede hacer a través de una moción para reabrir o una moción para reconsiderar ante el tribunal de inmigración, o por medio de una apelación directamente ante la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA).

Las mociones para reabrir un caso generalmente se presentan cuando una o ambas partes de un caso tienen hechos nuevos para presentar que no estaban disponibles anteriormente pero que son relevantes para el caso. Por lo general, una moción para reabrir debe presentarse dentro de los 90 días de la decisión final de un juez de inmigración, pero existen algunas excepciones.

Las mociones para reconsiderar se solicitan generalmente cuando cualquiera de las partes cree que el tribunal interpretó la ley de manera incorrecta. Las mociones para reconsiderar, generalmente, deben presentarse dentro de los 30 días posteriores de la decisión del tribunal, pero, nuevamente, se pueden aplicar excepciones.

También puede presentar una apelación directamente ante el BIA, siempre y cuando su apelación se presente dentro de los 30 días posteriores a la decisión del tribunal. El BIA es un cuerpo de personas dentro de la EOIR que revisa las decisiones de los tribunales de inmigración. Aunque el BIA no está obligado a decidir las apelaciones dentro de un determinado período de tiempo, el BIA se esfuerza por emitir las decisiones de la manera más eficiente posible. El BIA afirma que generalmente busca adjudicar casos en no más de 180 días.

Si recibió una decisión desfavorable en su caso y desea seguir luchando, o si el gobierno busca apelar una decisión a su favor, podría enfrentar seis meses o más de tiempo agregado a su caso. También hay posibles rutas para apelar las decisiones de la BIA a través de los tribunales de apelación federales, lo que podría agregar un tiempo y gasto considerables a su caso. Definitivamente consulte a un abogado de inmigración si está considerando el largo proceso de apelación.